Ingredientes:

  • 1 taza de almendras
  • 1 taza y media de agua caliente
  • 1 cdta de sal del himalaya
  • 1 cda de jugo de limón
  •  1 cdta de agar-agar

Procedimiento:

1. Sumergir las almendras en agua hirviendo durante un minuto.

2. Lavarlas y pelarlas.

1526418923_archive_574c77e0c4ff1

3. Colocarlas  junto con el agua caliente, la sal y el jugo de limón en una procesadora o licuadora hasta obtener una mezcla cremosa.

4. Si la textura es agradable se puede comer así. Si ha quedado muy líquido,  poner a hervir la preparación en una olla pequeña y añadir el agar-agar, manteniendo el hervor por cinco minutos revolviendo constantemente.

5. Verter la preparación en un recipiente de vidrio (preferiblemente con tapa) y consumir una vez frío.

Nota: añadir orégano, tomillo o cualquier otro condimento a gusto.