Ingredientes:

1 ananá madura
1 lata de leche de coco

Instrucciones:

1. Pelar y trocear el ananá, colocándola directamente en el vaso de la batidora.

2. Agregar el contenido de la lata de leche de coco.

3. Batir ambos ingredientes y verter en una fuente apta para el congelador.

4. Remover cada 15 minutos hasta conseguir la textura deseada.

Al servirlo, puedes decorarlo con hojitas de menta para darle el toque final.

¡A disfrutar!