Preparar platos calientes y nutritivos es la mejor manera de atravesar el invierno, disfrutando y compartiendo en familia. Les sugerimos una opción perfecta; albóndigas de quinoa y garbanzos sencillas, ricas y saludables.

Ingredientes:

Para las albóndigas:
– 100 gr de quinoa cocida
– 300 gr de garbanzos cocidos
– 100 gr harina de garbanzo
– 1 ajo
– 1 cucharada de cilantro
– 1 cucharada de cebolla deshidratada
– 1 cucharada de pimentón dulce
– Una pizca de sal y otra de pimienta

Para la salsa de tomate:

– 2 tazas de salsa de tomate frito
– Sal
– 1 cucharada de curry
– 1 taza de leche de coco
– Perejil picado

Instrucciones:

1. Pasar la quinoa por agua para luego hervirla durante unos 20 minutos en agua, con el doble de su volumen (200 ml de agua). Dejar escurrir y enfriar un poco.

2. Poner todos los ingredientes de las albóndigas en un mixer, excepto la quinoa.

3. Agregar progresivamente la quinoa hervida. Si la consistencia no es suficiente para formar las albóndigas, añadir cucharadas de harina de garbanzo hasta lograr la consistencia deseada.

4. Poner la mezcla en un bol y dejar en la heladera durante media hora.

5. Formar las albóndigas con las manos humedecidas, pasándolas por un poco de harina de garbanzo, y freír en aceite o dorar en el horno a 180oC unos 20 minutos.

6. Poner en una sartén la salsa de tomate y el curry. Dejar hervir durante 5 minutos, agregar la leche de coco y mezclar bien. Añadir las albóndigas y cocinar todo junto durante 2 minutos.

7. Añadir perejil picado a gusto.

Y… ¡listas para disfrutar!