Ingredientes:

– 300 g de espinacas
– 150 g de tofu
– Harina de garbanzos
– Aceite de oliva
– Nuez moscada
– Pimienta negra molida
– Agua y sal

Instrucciones:

1. Limpiar y hervir las hojas de espinacas . Escurrirlas bien, picarlas y añadirlas con el tofu en un bowl.

2. Echar una o dos cucharadas de harina de garbanzos disueltas en una cucharada de agua.

3. Añadir también una cucharada de aceite de oliva, un poco de nuez moscada y una pizca de pimienta negra molida.

4. Remover y mezclar todo bien con un tenedor.

5. Ir agregando la harina, de 5 a 10 cucharadas, hasta que quede una masa blanda, pero con la que puedas hacer las bolas de las albóndigas.

6. Poner a fuego alto una cacerola con abundante agua y un poco de sal. Cuando rompa a hervir, ir echando estas bolas. Si son muchas, échalas en dos tandas.

Unos pocos minutos después, sabrás que están listas cuando empiecen a flotar. Retiralas con cuidado de escurrilas un poco y ¡listas para comer!